Opinión Bite Beauty Lip Lab

Hola chic@s:

Como algunos sabréis recientemente he viajado a Nueva York. Tenía desde hacía tiempo una lista de varias cosas beauty que quería comprar allí pero varías de ellas las desestimé por el camino y otras cuantas se fueron descatalogando. Lo que sí tenía claro es que quería hacerme el tan ansiado labial personalizado de Bite Beauty.

¿Sabeis de que se trata? ¿Habíais oido hablar con anterioridad de la marca o de la tienda?

UNADJUSTEDNONRAW_thumb_17ff

Antes de viajar leí varios post relacionados con la experiencia, pero la verdad que prácticamente ninguno estaba actualizado porque la tienda ha debido cambiar hace relativamente poco y los precios posiblemente también.

Para comenzar, una vez que tengamos pensada la fecha en la que queremos ir lo más recomendable es reservar. Estando allí fueron unas chicas y les dijeron que sin reserva no las atendían, dependiendo de la fecha y del día en concreto puedes tener más suerte e igual tienen algún hueco pero es mejor no jugársela. Para reservar solo tendréis que enviarles un mail especificando cuando querréis la cita y en cual de sus centros, probablemente os pregunten para cuantas personas es la cita y cuantos labiales quieres. Mi cita estaba reservada para primera hora, a las 11 (sí, no madrugan mucho por el Soho), por lo que no puedo deciros si suelen llevar retraso o no, lo que sí puedo indicaros es que si vas con las ideas claras y más o menos sabes lo que quieres vuestra cita será bastante rápida.

Antes de ir a nuestra cita debemos tener claro los servicios que ofrecen. La personalización es infinita, pero debemos tener claro que personalización queremos y que opciones hay. Para empezar ellos ofrecen dos servicios, el llamado servicios Custom y el Bespoke.

El servicio Custom se basa en la elección de color entre los 200 tonos predefinidos que ellos tienen, una vez tengamos el color podemos elegir el acabado y el olor del labial. Esto tiene un coste de 55$ por labial u 80$ en el caso de que elijamos dos, estos pueden ser iguales o no.

El servicio Bespoke es para una persona que quiera un tono muy específico de labial que sea imposible de encontrar de otro modo ya que en este caso se mezclaran varios de los 200 tonos que ellos ya tienen para encontrar el adecuado, una vez elegido nuestro tono, igual que en el caso anterior, añadiremos el acabado y el olor. En este caso solo existe la opción de adquirir dos labiales y el precio es de 150$.

Yo elegí el servicio Custom, ya que considero que 200 tonos son suficientes para poder elegir alguno sin tener que mezclar.

UNADJUSTEDNONRAW_thumb_180d

Cuando llegas, te recibe tu asesora y lo primero que hace es darte un exfoliante labial en un bastoncillo para dejar nuestro labio en perfecto estado para probar tantos labiales como queramos. Después en otro bastoncillo te dará un aceite para nutrir el labio y comenzar la experiencia.

Tras esto te realizará las preguntas oportunas sobre que buscas, que tipo de color quieres, con que acabado, etc. En caso de tenerlo claro, ella comenzará directamente a hacer las mezclas, sino, comenzará a enseñarte colores para que tu misma elijas.

Yo se lo puse facilísimo, quería un tono nude rosado. Así que ella cogió el tono 131 y comenzó a trabajarlo. Con una pequeña paleta pone un trocito de color en un papel y un poquito del acabado deseado, en mi caso fue shinny, y lo va mezclando hasta crear una mezcla uniforme. Una vez creada te lo pone en un bastoncillo para que te lo pruebes en el labio y decidas si te gusta o no.

UNADJUSTEDNONRAW_thumb_176b

Aquí me tenéis bastoncillo en mano disfrutando como una enana viendo como hacen los labiales. Cuando ya decides cual es el que te gusta, si es el primero perfecto y si tienes que probar más no hay problema. La chica te dirá si quieres probar alguno más por diversión. Hay muchas veces que sabemos que hay algún tono de labio que nunca vamos a usar, pero no nos disgustaría probarlo para ver que tal queda. Pues en este caso podemos hacerlo y sin tener que comprar el labial y guardarlo en un cajón forever, jajaja.

Yo probé un tono rojizo oscuro en acabado mate. Me parece un labial que no usaría mucho, pero que queda precioso. Además, si no lo llevas en Nueva York… donde sino?

Cuando me lo puse me dijo que si quería llevármelo puesto o me daba desmaquillante, me lo dejé puesto y la verdad es que alucine con lo que dura, pero eso sí, al final os enseñaré una foto en la que puede comprobarse que no es de larga duración, jajaja.

Una cosa que me gustó mucho es que una vez que ha hecho todas las mezclas que le has pedido en el papel te pide que le hagas una foto por si en otro momento quieres pedir el labial ahí tienes la referencia del número que es.

UNADJUSTEDNONRAW_thumb_181d

Una vez que ya eliges el tono y acabado, lo has probado y te gusta llega el momento de confeccionar el labial. Tu asesora cogerá un trocito del labial elegido, lo mezclará con el tipo de acabado deseado y te preguntará que olor quieres que tenga tu labial, cuando yo fui podías elegir entre vainilla, cereza, menta, cítrico, mango, violeta, coco y frutas del bosque. La verdad es que para mi los más logrados son los de vainilla y cereza, pero no quise que pareciese uno de MAC, por tanto elegí la cereza y me encanta.

UNADJUSTEDNONRAW_thumb_176e

Una vez que se hace la mezcla se introduce en un molde y se tiene durante un ratito, después se deja enfriar y se introduce en el envase. Una vez que te entregan el labial no puedes utilizarlo durante unas horas hasta que quede asentado.

UNADJUSTEDNONRAW_thumb_17ee.jpg

Me pareció una experiencia muy chula. Un poco cara, pero muy chula. Sin duda la recomiendo hacer al menos una vez. Es probable que si vuelvo a Nueva York no lo repita, pero tener un labial personalizado me encanta.

fullsizeoutput_8c7

¿Os gusta la idea? ¿Querríais probarlo? ¿Que tono elegiríais? ¡Contadme!